Cultivo en casa y compostaje doméstico

EL CULTIVO EN CASA

Cultivar en en nuestro propio hogar está al alcance de todos, sólo necesitamos tener claros algunos conceptos básicos y poco a poco ir aprendiendo de la experiencia.

cultivar-huerto-casa-ecohortum

BENEFICIOS DE TENER UN HUERTO EN CASA

  • Nos proporcionará alimentos sanos, nutritivos y sabrosos de los que sabremos cual es su origen,convirtiéndonos así en consumidores más responsables y exigentes en cuestiones como la seguridad alimentaria.
  • Vivimos en ambientes muy urbanos sin ningún contacto con el medio natural y rural, esto hace que cada día más personas sientan la necesidad de introducir un poco de “verde” en sus vidas.
  • Puede suponer una vía de escape frente la vida en la ciudad, la contaminación y también frente al estrés y las preocupaciones.
  • Nos va a permitir conocer el ciclo de vida de los vegetales y las relaciones entre distintos seres vivos, potenciando nuestra capacidad de observación y ofreciéndonos un recurso educativo muy valioso para nuestros hijos y para nosotros mismos.

¿QUÉ NECESITAMOS?

Podemos crear un huerto urbano prácticamente en cualquier lugar, un pequeño jardín, un patio, una terraza, un balcón o incluso una ventana pero es imprescindible disponer de un lugar con luz directa.

En función de la insolación que tengamos elegiremos las hortalizas que cultivaremos. Si tenemos muchas horas de sol en verano, recurriremos a cultivos exigentes como las berenjenas, los tomates o los pimientos, mientras que si recibimos menos horas de sol, optaremos por cultivos menos exigentes como lechugas, cebollas, rábanos, fresas.

Como-sembrar-en-espacios-pequenosEn una vivienda unifamiliar con un pequeño terreno, podremos destinar una zona para nuestro huerto, delimitando el espacio y aportando al suelo abonos orgánicos que mejoren sus condiciones físico-químicas y su fertilidad. Pero si no disponemos de suelo, podemos crear nuestro huerto usando recipientes de cultivo y sustratos orgánicos.

Existen recipientes de todos los tamaños y todos los materiales, siendo mejor una opción u otra según el espacio y el tipo de cultivos que queramos desarrollar.

Por ejemplo está la mesa de cultivo, con diferentes longitudes, anchuras y alturas, se puede adaptar muy bien al espacio disponible permitiéndonos cultivar en una posición cómoda. También podemos utilizar jardineras, dando mejor resultado las de madera por su capacidad aislante del sustrato frente al calor o el frío exterior.

SUSTRATOS

 Lo más adecuado es usar sustratos orgánicos, los cuales deben:

  • Ser ligeros, para permitirnos su manejo con facilidad y no sobrecargar nuestras terrazas o balcones.
  • Tener una adecuada porosidad, que permita una buena aieración (circulación del aire que permita la respiración de las raíces) y retención de agua (que permita que se cree una reserva de agua en el sustrato a disposición de las raíces).
  • Retener nutrientes

Estos 3 requisitos los cumplen los sustratos orgánicos compostados.

 

HAGAMOS COMPOST

El compost es el producto resultante de la transformación biológica controlada, en presencia de oxígeno y a temperatura moderada, de sustancias orgánicas diversas, como por ejemplo restos vegetales, paja, estiércol, etc., empleado para adobar la tierra.
Obtenemos el compost a través de un proceso totalmente natural llamado compostaje. Si es a gran escala se hace en unas instalaciones llamadas Plantas de Compostaje, pero se puede hacer con pequeñas cantidades a las viviendas, independientemente de las dimensiones o las características. En este último caso, lo denominamos compostaje doméstico.
El compostaje doméstico es al alcance de cualquier persona, familia, grupo o colectivo, siempre que genere restos orgánicos.

BENEFICIOS DE GENERAR NUESTRO PROPIO COMPOST

  • Reducimos la cantidad de basura orgánica generada, asegurándonos que esta se gestiona adecuadamente.
  • Cerramos el ciclo natural de la materia.
  • Obtenemos un adobo de elevada calidad para las ostras plantes, sin químicos.
  • Ahorramos en adobos comprados

descarga-de-compostadora

¿CON QUÉ MEDIOS?

El compostaje es una técnica muy antigua y que todavía se utiliza en ambientes rurales con el nombre de estercolero y consiste al apilar los restos orgánicos en un punto donde se van descomponiendo de forma totalmente natural por la acción de los organismos descomponedores. Después de un año, aproximadamente, se retiran los restos más antiguos del estercolero, ya muy descompuestas, que son utilizadas para adobar los cultivos de la finca.

El estercolero constituye el sistema más rudimentario de practicar el compostaje. Al ámbito rural forma parte del paisaje habitual, pero presenta algunos inconvenientes:

  • Está expuesto a las inclemencias del tiempo, las cuales afectan negativamente la calidad del compost resultante.
  • Es al alcance de animales domésticos o salvajes que pueden desmontar la pila, alterando su funcionamiento.
  • Ocupa un espacio considerable y no es estético.

Para resolver estos inconvenientes, el sistema más práctico es, sin duda, utilizar un compostador.

MEJOR EN COMPOSTADORES

Los compostadores son contenedores de restos orgánicos especialmente diseñados y fabricados porque se desarrolle el compostaje en su interior.
Constituyen la versión moderna, y sobre todo urbana, de los tradicionales estercoleros.

VENTAJAS DE LOS COMPOSTADORES:

  • Permiten un control y estabilización de las condiciones óptimas para que el proceso de compostaje se desarrolle con las máximas garantías de velocidad, seguridad y comodidad por parte del usuario.
  • Evitan la perturbación que puedan causar en el proceso elementos distorsionadores como el frío, la insolación, el viento, la lluvia o los animales.
  • Ocupan mucho menos espacio que el estercolero. Este aspecto es interesante en parcelas pequeñas y muy organizadas.
  • Estéticamente, su presencia resulta mucho más agradable e integradora que la visión de un estercolero, especialmente en ambientes urbanos.

TIPO DE COMPOSTAJE DOMÉSTICO

El compostaje que se practica a las viviendas o en situaciones de volúmenes pequeños o moderados se puede clasificar en dos tipologías:

  • Compostaje de huerto o de jardín: si se tiene que realizar en espacios exteriores con disponibilidad de terreno con vegetación.
  • Compostaje urbano o vermicompostaje: si se tiene que situar en espacios interiores, cerrados, sin terreno abierto.

COMPOSTAGE EN EL HUERTO O JARDÍN

El compostaje de huerto o de jardín se puede efectuar en casas que dispongan de parcelas ajardinadas o con huertos, tanto si son urbanas como rurales, y también en fincas con terrenos agrarios o forestales. La condición es disponer de terreno suficiente para generar restos vegetales que complementen las procedentes de la cocina.

El primero que se tiene que decidir es donde queremos instalar el compostador. Tiene que tener un fácil acceso, estar en un terreno horizontal y preferiblemente a la sombra.

QUÉ PODEMOS COMPOSTAR?

En un compostador de exterior depositaremos restos orgánicos:

  •      Los restos de jardín o de huerto: hojas secas, pequeñas ramas, césped segado, hierbas arrancadas, restos de cosecha. Evitaremos, las voluminosas o demasiado duras si no están debidamente fragmentadas o trituradas.
  •      Restos de cocina. Evitaremos piezas voluminosas enteras, antes las tendremos que trocear para facilitar y acelerar la descomposición. Tampoco echaremos los caparazones duros y los restos de carne o pescado siempre en cantidades moderadas y procurando que queden cubiertas bajo otros restos vegetales o más antiguas.

P11605871-960x623

EL PROCESO DE COMPOSTAGE

La descomposición de los restos orgánicos empieza cuando estas ya no disponen de un apoyo vital que las mantenga vivas y, por lo tanto, se consideran materia muerta.
Las condiciones ambientales juegan un papel muy importante en el ritmo de descomposición, especialmente la temperatura y la humedad. Cuando estos factores son muy bajos, se para la descomposición.
Dentro de un compostador en marcha, en cambio, las condiciones ambientales son propicias por el desarrollo acelerado de la descomposición (temperatura y humedad moderadament altes), Lo que permite obtener compost al cabo de pocas semanas de iniciar el proceso. Este es el principal hecho diferenciador entre practicar el compostaje dentro de un compostador o hacerlo en una pila de residuos directamente a tierra, como si fuera un estercolero.

Para facilitar el proceso se realizan unas pequeñas tareas de gestión y mantenimiento del compostador. La principal de las cuales consiste al remover periódicamente los restos superiores del compostador, que incluye mezclar las más recientes con las que traen algo más de tiempos en descomposición, pero dejando al margen las más antiguas, que suelen madurar al fondo del compostador. Así se aporta oxígeno en las zonas donde es más necesario.

TIPO DE COMPOST (FRESCO, MADURO, VIEJO)

Para identificar el compost, entre los residuos en descomposición, nos tenemos que fijar en sus características, muy diferenciadas respete los materiales que lo han originado. En el compost ya no se reconocen los restos de las que proviene. Tiene un color oscuro uniforme, entre gris y marrón, en función del grado de humedad que contiene. Su aspecto es granuloso, como el humus que se forma al suelo de los bosques húmedos. Se encuentra a temperatura ambiente, después de pasar por la fase termófila, caracterizada por el incremento de la temperatura de los restos en descomposición.

En función del tiempo que trae dentro del compostador, el compost recibe diferentes nombres:

  • Compost fresco: es el acabado de formar. Tiene un grado de humedad elevado y todavía puede estar ligeramente más caliente que el compost más antiguo. Se conserva durante las primeras semanas del proceso de compostaje. El color es marrón oscuro.
  • Compost maduro: es la fase que sigue a la del compost fresco. Retiene una cierta humedad. Está ya a temperatura ambiente. Dura unos cuántos meses. El color va cambiando de marrón a gris.
  • Compost viejo: constituye la última fase de evolución del compost. La humedad ya es muy baja, ha perdido cierta capacidad fertilizante. Sus nutrientes son, principalmente, minerales y está indicado en casos de terrenos que son deficitarios de elementos minerales. Puede conservarse muchos años en lugares ventilados, secos y fríos. Su color es grisoso.

Hay que conocer las necesidades nutritivas de cada planta para saber qué compoat es lo más adecuado para adobarla. El compost maduro es lo más indicado para adobar la gran mayoría de plantas, tanto de huerto como de jardín, puesto que el contenido de humedad, de nutrientes y de materia orgánica es muy equilibrado y apto para prácticamente cualquier tipo de planta.

 

RETIREMOS EL COMPOST

El tiempo que se tarda en formar el compost maduro depende de como se gestione el compostador. Cuando se aprende se puede legar hasta a recol·lectar 4 veces al año.compost-14743860

Con una para sacaremos todos los restos que contenga el compostador y los pasaremos por una malla que tenga entre 5 y 10 mm. El material que pase lo podemos considerar compost maduro y lo utilizaremos para las plantes. El resto lo devolveremos al compostador para que acabe el proceso.

Podemos utilitzar el compost sin limitaciones ya que solo aporta beneficios el el terreno donde que aplica.

COMPOST DENTRO DE CASA (VERMICOMPOSTAGE)

El vermicompostage es una modalidad de compostaje doméstico que se puede practicar en el interior de las viviendas, a pesar de que, bajo ciertas condiciones, también se puede realizar al exterior.
Consiste al transformar los residuos domésticos, básicamente los de cocina y los de las plantas de casa, en un adobo, denominado vermicompost, que tiene un extraordinario poder fertilizante, mejorando las funciones y la estructura del suelo donde se aplica.

ELS VERMICOMPOSTADORES

El contenedVermicompostadoror donde tiene lugar el proceso se denomina vermicompostador y está estructurado en bandejas superpuestas en diferentes niveles, normalmente tres.

FUNCIONAMENTO

En el compartimento inferior se hará la recojida de líquido llamado anomenat lixiviado (fertilizante) y en el primer cajón se emplazarán las lombrices  de tierra i restos de materia orgànica en vermicompost ( fertilizante).

Para iniciar el proceso se prepara una base adecuada para alojar  las lombrices a partir de fibras de coco qua ya vienen con el compostador.  Se incorporan, al principio en pequeñas cantidades de restos vegetales de cocina o de plantas para facilitar su ingestión por parte de los gusanos de tierra. Observaremos como, después de unos días o semanas, los residuos incorporados van desapareciendo y, en su lugar, se va acumulando un material granuloso, de textura, olor y color parecidos a la tierra húmeda del bosque. Es el vermicompost, un fertilizante de excelente calidad que aporta, además de nutrientes, infinidad de sustancias y propiedades beneficiosas para las plantas y por el terreno donde se aplica.

Después de pocos meses de haber iniciado el proceso ya tendremos la bandeja llena y habrá llegado el momento de empezar la segunda, que colocaremos encima de la primera. Los gusanos de tierra empezarán a abandonar la bandeja inferior y subirán hacia la superior, puesto que encontrarán restos nuevos. Cuando tengamos la segunda bandeja llena iniciaremos la tercera y última, de forma que cuando rellenamos esta habremos completado el primer ciclo de funcionamiento del vermicompostador.

Procederemos a reordenar las bandejas: la que hasta ahora era la segunda (la del medio) pasará a ser la inferior, la que era tercera (superior) ahora será la del medio y colocaremos arriba de todo la que acabamos de vaciar, que es donde depositaremos los restos nuevos a partir de ahora.

Así podremos continuar el proceso indefinidamente.Vermicompostador
Periódicamente, tendremos que vaciar el compartimento inferior para extraer el lixiviado, el cual, rebajado con agua, nos servirá también para fertilizar las plantas a través de un riego fertilizante.

Cómo que el proceso de vermicompostage tiene lugar principalmente por la acción de las lombrices de tierra, tendremos que controlar constantemente que las condiciones del vermicompostador sean siempre, sino las óptimas, al menos las mejores posibles para que los gusanos se desarrollen plenamente, en cuanto a temperatura y humedad. Hay que evitar la acumulación excesiva de restos frescos al vermicompostador. También es aconsejable aportar los restos que tengan unas dimensiones que faciliten y aceleren su asimilación por parte de los gusanos, entre 1 y 3 cm.

DÓNDE EMPLAZAR EL VERMICOMPOSTADOR

El vermicompostador se tiene que situar en un lugar protegido y, si puede ser, a temperatura constante para optimizar las condiciones de vida de los gusanos de tierra. Por lo tanto, siempre es mejor instalarlo en el interior de la casa, preferentemente a la cocina.
Si se decide colocar en balones, terrazas u otros espacios abiertos habrá que evitar la insolación directa o el agua de lluvia o del riego, que modifican las condiciones de vida de los gusanos y se los pueden afectar negativamente. También habrá que tener en cuenta que, las temperaturas muy bajas, pueden afectar gravemente la vida de los gusanos.
El vermicompost no hace olores desagradables. Sólo tenemos que vigilar de no depositar más residuos de los que los gusanos pueden tratar puesto que esto puede derivar hacia situaciones no deseadas de olores, presencia otros organismos molestos o la muerte de los gusanos.

RETIRAR Y APLICAR EL VERICOMPOST

Cuando ya se trabaje con la segunda bandeja, la primera estará cambiando su contenido, constituido sobretodo de vermicompost. Esto pasará, pero, cuando estemos acabando de llenar la tercera bandeja. En este momento, podemos vaciar la bandeja y adobar nuestras plantas con el vermicompost obtenido.
A un ritmo adecuado de aportación de restos, cada bandeja de un vermicompostador que trate los residuos orgánicos de un familia de 4 miembros, tarda entre 2 y 3 meses al llenarse.

Observaremos que, cuando retiramos el compost, todavía contendrá gusanos de tierra a su interior, éstos pueden ser trasladados a las bandejas superiores o dejarlos porque acaben en la tierra de nuestras plantas donde serán de beneficio por estas.

El vermicompost es un fertilizante de la tierra totalmente natural y ecológico, la aplicación del cual no está sujeto a dosis porque, a diferencia de los adobos de síntesis, no contiene sustancias químicas a concentraciones nocivas por las plantas. Por lo tanto, podemos aplicar el compost, sin restricciones, a todo tipo de plantas y terrenosCompost aplicat que se intente fertilizar.

El vermicompost también puede conservarse para aplicarlo más adelante, siempre que se trate de material muy maduro y muy seco. Guardándolo en lugares frescos y secos para evitar que se florezca y se degrade, pero con el tiempo pero, todo compost va perdiendo su poder fertilizante y por eso recomendamos utilizarlo lo más bien posible y así aprovechar todas sus propiedades.

Laura Querido

Entorn XXI

Para más información sobre compostaje, aseoramiento, cursos o material, contacte con nosotros: info@entornxxi.com

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s